Acoso callejero

Archivado en (articulos) escrito por dimelaplena el 21-11-2015

A las mujeres, aseguran algunxs como en la nefasta publicidad de Coca-Cola, nos encanta que nos piropeen. Y es cierto. A algunas mujeres, que creen que la mirada masculina es imprescindible para sentirse plenas, les encantan esos ruiditos tipo “tch-tch-tch”, esos silbidos que se parecen a la manera en que llamamos a los perros, esas consideraciones salaces sobre nuestros atributos, y otros románticos comentarios tipo “chupamela toda, perra”.

Pero muchas mujeres han abierto los ojos sobre lo que significan realmente los piropos: terrorismo psicológico, acoso, objetización de la mujer. Participan en la idea de que la calle es un lugar inseguro para una mujer sola.

Algunas de esas mujeres que se hartaron de ser tratadas como vaginas con patas que tienen necesariamente que sentirse alagadas por las miradas y los comentarios libidinosos de algunos varones, han abierto un sitio en Internet, End street harrasment (“paremos el acoso callejero”), que se ha transformado en un blog en el que cualquier mujer puede enviar su propia experiencia.

El sitio se llama Holla back e invito a todas las que padecieron acoso callejero a subir su testimonio y si la tienen, ¡su técnica para reaccionar!

Allí relaté el mío:
“La primera vez que me “piropearon”, yo tenía 12 años recién cumplidos. Era muy nena, muy inocente, y recuerdo haberme sentido muy incómoda, y haberme sentido culpable por lo que me habían dicho.

Había ido a la esquina de mi casa a comprar un helado en cucurucho. Volvía a mi casa lamiendo mi helado, cuando un hombre de unos 60 años me siguió y me empezó a preguntar: “¿Es rico ese helado? ¡Qué lindo cómo lo chupás!”

Me sentí muy culpable de estar chupando un helado, porque aunque ni sabía que existía la felatio, entendí la alusión sexual y pensé claramente que yo había provocado eso.

Nunca más en mi vida pude comer un helado en cucurucho sin tener esa sensación de estar provocando a los hombres…”
¿Cuál es la importancia de testimoniar? En el sitio lo explican:
“El acoso en las calles nos ha enseñado a guardar silencio, pero eso puede cambiar. No debemos de tolerar el acoso en nuestras casas, en el trabajo ni en la escuela; y por eso mismo no lo vamos a tolerar en las calles. Al contar tu historia conviertes una experiencia aislante y solitaria en una que se comparte. Esto hace que la atención deje de estar puesta en ti y sea puesta en el acosador. Y finalmente, te vuelves parte de una comunidad mundial que te apoya.”

EL CLITORIS ESE GRAN DESCONOCIDO

Archivado en (articulos) escrito por dimelaplena el 03-10-2015

Aunque usted no lo crea, el clítoris mide de 10 a 13 cm….. pero como está tan oculto, el clítoris es muy difícil de medir.
El clítoris es el órgano eréctil de las mujeres y está ubicado en la parte superior de la vulva. Está unido a los labios menores y recubiertos parcialmente por el glande del clítoris.

El clítoris está formado por los mismos tejidos del pe…ne y, en su mayor parte, funciona igual que este. La única diferencia importante entre los dos, es que la uretra de la mujer no pasa a través del clítoris, a diferencia del pene que esta englobado dentro de la “uretra peneana”.

Su característica más notable es que tiene un haz de terminaciones nerviosas, 8.000 para ser exactos, una concentración mayor que la que se da en el resto del cuerpo en un solo órgano, incluidas las puntas de los dedos, los labios, la lengua y el pene.

HISTORIA

La palabra clítoris viene del griego “clítoris”, que significa “montaña pequeña”, también se dice que el clítoris se conoce con el término de “llavecilla”, pero…. como en todas las llaves, no se puede usar si no se saben las palabras mágicas… y estas son: excitación, excitación y excitación; y ni se te ocurra tocarlo si tu pareja no está bien excitada, porque se va a molestar.

Fue descrito por primera vez por el anatomista Realdo Columbo (1516-1559) quien, en 1559, publicó un libro llamado “De re anatomica”, que lo describió así:

…”como nadie ha descubierto estos detalles y su propósito, si se permite que le dé nombres a cosas que descubro, debería ser llamado el amor ó dulzura de Venus, el placer de Venus, la sede del placer femenino o como una cosa bella y útil….

La aseveración de Columbus fue rechazada por su sucesor en la universidad, Gabriele Falloppio, que se adjudicó el ser el primero en descubrir el clítoris. En el siglo XVII, el anatomista holandés Caspar Bartholin (véase glándulas de Bartolino) rechazó ambas pretensiones, diciendo que el clítoris ya era ampliamente conocido por la ciencia médica desde el siglo II.

Durante la época victoriana del siglo XIX, las mujeres que padecían de problemas uterinos, hormonales o emocionales eran diagnosticadas con una supuesta enfermedad llamada “histeria femenina”.

Esta no tenía remedio y solo podía ser aminorada por medio de “masajes de clítoris”, equivalente a lo que hoy en día reconocemos como masturbación.

Los médicos manipulaban la vulva de la paciente hasta que esta alcanzaba el orgasmo, momento en que se aplacaban los síntomas de su mal. La lista de síntomas asociados con este mal era tan larga que llegó un momento en que el número de casos se convirtió en una “epidemia”.

Cabe notar que muchos de esos síntomas como la pesadez abdominal, la lubricación vaginal excesiva y la conducta lujuriosa, serian reconocidos hoy en día como indicios de “frustración sexual”.

En 1966,William Masters (1915-2001) y Virginia Johnson (1925-), hicieron un estudio en el que filmaron y observaron más de 10.000 estudios durante la el coito, con el fin de describir de forma científica y objetiva los cambios físicos que se producían durante la actividad sexual.

Estos autores dividieron las fases de la respuesta sexual en cuatro: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Posteriormente Kaplan, en 1978, añadió una fase inicial de deseo y Leiblum, en 1990, agregó una fase final llamada satisfacción.

PARTES DEL CLíTORIS

El clítoris es muy complejo y especializado y tiene un sólo propósito… “darle placer sexual a la mujer”. Es el único órgano exclusivamente sexual porque el pene también sirve para orinar y la vagina para el nacimiento del bebe, pero el clítoris es… puro sexo.
El clítoris tiene tres porciones: el glande, el cuerpo y las raíces. Las tres estructuras miden en conjunto 10 a 13 cm como promedio, lo cual es una sorpresa para la mayoría de las personas que desconocen esto. Lo que pasa es que casi todo el clítoris está oculto y sólo una pequeña porción del glande es visible.

Glande

Es la única porción visible del clítoris y tiene muchas terminaciones nerviosas que lo hace sumamente sensible. Este órgano tiene medidas diversas, el tamaño medio del glande del clítoris, cuando no está erecto, es de unos 4 a 5 mm, pero varía entre 1 a 1,5 cm durante la relación sexual.

Clítoris
Igual que el pene, el clítoris se pone rígido y se hincha durante la excitación sexual. El fin del clítoris es únicamente proporcionar placer sexual para la mujer, para este propósito tiene unas 8.000 terminales nerviosas, al punto que duplica las que tiene el glande del pene y menos que la lengua o la punta de los dedos.

Cuerpo

Está formado por dos estructuras llamadas cuerpos cavernosos, que están unidos y parecen como una sola estructura. Tienen forma cilíndrica y su interior es como una esponja que se llena de sangre durante el estímulo sexual, al igual que lo hacen los cuerpos cavernosos del pene.

El cuerpo del clítoris se puede palpar durante la excitación sexual como un cordón, cubierto por piel, que se encuentra por debajo del hueso púbico. La longitud del cuerpo del clítoris varía entre 4 y 5 cm.

Raíces

Los dos cilindros que forman el cuerpo del clítoris, al llegar al hueso púbico se separan y amoldan a la forma de los huesos pelvianos, formando una V invertida.

La longitud de las raíces del clítoris puede llegar a medir hasta 6 a 7 cm

COMO ESTIMULAR EL CLITORIS.
Todos los hombres deberían saber que el verdadero órgano femenino destinado únicamente a proporcionar placer sexual a su pareja es el clítoris. Por lo tanto, su estimulación es vital para que las mujeres consigan orgasmos.

Para muchos hombres la idea de excitar sexualmente a una mujer a través de la manipulación de su clítoris implica sencillamente un movimiento de lengua o de dedos repetitivo sobre la zona. Pero nada más lejos de la realidad. Una estimulación completa y efectiva del clítoris femenino implica el uso de diversas técnicas durante el mantenimiento de las relaciones sexuales.

Uno de los puntos más interesantes a tener en cuenta en este punto del cuerpo femenino es el capuchón del clítoris, cuya función es prevenir la excesiva estimulación del propio órgano femenino. Eso no implica que haya que obviar esta zona ni mucho menos, tan solo tener en cuenta la intensidad y duración de la estimulación aplicada. Un suave movimiento de repliegue del capuchón del clítoris facilitará mucho el sexo oral del hombre sobre esta parte del cuerpo.

Pero la estimulación realmente efectiva de este órgano femenino viene cuando el hombre sabe mantener el control del sexo oral que está realizando, hasta el punto que unos movimientos ascendentes y descendentes bien hechos y mantenidos de forma lenta garantizarán a la mujer uno de los mejores orgasmos de su vida, con un placer intenso.

De todos modos, tampoco se puede dejar de lado la estimulación manual del clítoris. Una serie de masajes lentos y suaves por la zona, variando su orientación, proporcionan a la mujer un orgasmo muy parecido al que consigue cuando se masturba.

Te decimos la plena sobre el uso correcto del condón

Archivado en (articulos) escrito por dimelaplena el 24-08-2015

1.
Guarda tus condones en lugares frescos y secos. Ten en cuenta la fecha de caducidad o que la fecha de fabricación no pase de tres años

2.
Es importante que la funda del condón no este roto y que al oprimirlo forme una bolsa de aire. No uses los dientes para abrirlo y tampoco tijeras, utiliza las yemas de los dedos para abrir por el lado de las ranuritas que tiene el empaque.

3.
Una vez abierta la funda, presiona la punta del condón para que no quede aire dentro.

4.
Sin soltar la punta, colócalo en el pene hasta la base, asegurándote que no queden bombitas de aire. Recuerda colocar el condón en el pene en estado de erección.

5.
Siempre hay que colocarse el condón antes de cualquier contacto sexual. No uses cremas cosméticas, ni vaselina como lubricantes, porque deterioran el condón.

6.
Después de eyacular, sujete el condón por su base retire el pene mientras aún esta erecto, cuidando que el pene este alejado de los genitales de tu compañera/o

7.
Retira el condón cuidando que no se goteé.

8.
No lo amarres, envuélvelo en un papel higiénico y arrójalo a la basura, nunca al inodoro.



El condón puede fallar por tres razones, y ésas son, en orden de frecuencia:

  • uso inconstante (no se usa en todas las relaciones sexuales);
  • uso incorrecto (no se usa desde el principio hasta el final de la relación sexual ni se cuidan los pasos que ayudan a evitar fallas); y
  • por deslizamiento (que el condón se salga completamente del pene) y/o ruptura durante la relación sexual o al retirar el pene.

Por todo esto, es muy importante insistir en:

  • Guardar el condón en la bolsa delantera del pantalón o falda, en la camisa, bolsa de mano, cajetilla de cigarros, caja de chicles, pero nunca en la cartera, billetera, bolsa trasera del pantalón o falda, ni exponerlo a calor excesivo o al sol.
  • Usar un condón nuevo cada vez que se tengan relaciones sexuales anales, vaginales u orales.
  • Nunca usar condones cuyo empaque esté dañado o descolorido por deterioro; verificar el contenido de aire, la fecha de caducidad o de fabricación.
  • No abrir el empaque con uñas, dientes, navajas o tijeras ya que puede dañar el condón.
  • Aplicar lubricación adicional reduce la posibilidad de ruptura del condón y aumenta el placer. Se recomienda usar sólo lubricantes basados en agua (los mismos que se usan para ultrasonografía y exploraciones ginecológicas).
  • Nunca usar lubricantes basados en aceites o petrolatos, tales como vaselina, aceites de bebé o cremas de belleza, ya que dañan el látex y ocasionan ruptura por pérdida de la elasticidad.
  • Colocarlo una vez que el pene está erecto y antes de tener contacto con vagina, ano o boca. Si el pene no está circuncidado, retraer el prepucio y colocar el condón.
  • Sujetarlo por la punta y desenrollar hasta la base del pene erecto, dejando espacio en la punta del condón y asegurándose de sacar el aire. El aire atrapado puede causar la ruptura del condón. Si no puede desenrollarse es porque está al revés y debe voltearse.
  • Después de la eyaculación, y con el pene aún erecto, sostener firmemente el condón por la base del pene y retirarse evitando derramamiento de semen dentro de la vagina, ano o boca.

SI TIENES DUDAS O SI SE TE ROMPIO EL CONDÓN LLAMA A SENDAS AL 2882456 ext 116 O VISITANOS EN LA CALLE GUAYAS 6 130 Y AZUAY.

La Secretaría de Salud del gobierno federal tenía en su página de internet un manual sobre el uso correcto del condón.

Era un muy buen manual.

Recientemente ese manual desapareció…

Fue reemplazado por un nuevo manual sobre el uso correcto del condón. El nuevo manual es incompleto, inexacto e infantil (está ilustrado con condones que tienen ojos, boca y manos…)

Pareciera que el viejo manual fue víctima de la censura… Conociendo a los gobiernos del Partido Acción Nacional no sería raro que el viejo manual sobre el uso correcto del condón haya sido censurado.

Para reponer el daño reproduzco a continuación el viejo manual sobre el uso correcto del condón:

http://lh6.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSPD_u8BI/AAAAAAAAACs/PO9-hY3cuxU/s800/buenaopc.gif

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, diariamente ocurren en el mundo 100 millones de relaciones sexuales, de las cuales alrededor de un millón terminan en embarazos no deseados y cerca de medio millón en alguna enfermedad de transmisión sexual. Estos riesgos pueden disminuirse con el uso correcto y constante de los condones

El condón: tema fundamental de salud pública

El uso del condón ha desencadenado respuestas polémicas entre los diversos sectores de la sociedad, como resultado de la diversidad de posturas al respecto. El objetivo del presente documento es presentar al personal de salud algunos aspectos relacionados con su uso, un asunto fundamental de salud pública que depende de su adecuada y constante colocación en las mentes, en las clínicas y en la vida cotidiana.

¿Cuáles son los problemas de salud pública en México que podrían modificarse con el uso del condón?

  • La infección por VIH/SIDA, que en nuestro país cobra alrededor de 4,000 nuevos casos de SIDA cada año, de los que más del 95%; ocurren por transmisión sexual.
  • Otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) que facilitan la penetración del VIH al organismo, tales como candidiasis, tricomoniasis, sífilis y herpes genital.
  • La enfermedad inflamatoria pélvica, resultado de algunas ETS (gonorrea, clamidiasis) que afectan los órganos reproductores femeninos, llegando a ocasionar esterilidad.
  • La infección por virus del papiloma humano, asociada al desarrollo de cáncer cérvico-uterino, segunda causa de muerte entre las mujeres mexicanas.
  • Embarazos no planeados, cuya cifra en adolescentes y jóvenes entre 15 y 25 años se estima superior a 60%
  • Embarazo adolescente, que representa 23% del total de los embarazos.
  • Infecciones infantiles adquiridas por transmisión perinatal, tales como sífilis, gonorrea, herpes, hepatitis B, papiloma y VIH. La mayoría de los niños que adquieren cualquiera de estas infecciones intraútero, durante el parto o en la lactancia, son hijos de personas infectadas por relaciones sexuales desprotegidas.

¿Qué tan eficaz es el condón?

De acuerdo con diversos estudios científicos, como el realizado por la Food and Drog Administration (FDA) de los Estados Unidos (ver nota 1), el condón reduce 10,000 veces la transferencia de fluidos, disminuyendo significativamente el riesgo de transmisión del VIH.

El condón más distribuido y utilizado en todo el mundo es el de látex, que es sometido a las pruebas de laboratorio establecidas en las regulaciones sanitarias internacionales y nacionales. La Norma Oficial Mexicana establece las especificaciones sanitarias de los condones de hule látex (ver nota 2), las condiciones de empaque y almacenamiento y los métodos de prueba. Estas pruebas permiten detectar la presencia de defectos visibles u orificios no visibles en el condón, así como su resistencia.

Para detectar orificios no visibles se introduce un volumen de agua (300 ml) y, transcurrido un minuto, se buscan fugas en las paredes del condón. Las pruebas de resistencia miden la tensión que soporta el condón técnicamente llamada capacidad máxima de estiramiento la cual debe llegar a 650% antes de que el condón se rompa. Otra prueba de resistencia física es determinar la fuerza al rompimiento aplicando una presión de aire calculada de acuerdo con el ancho del condón (entre 24 a 30 dm3 /min).

En un estudio reciente, Pinkerton y Abramson (ver nota 3) analizan 89 investigaciones sobre la eficacia del condón. Concluyen que el uso correcto y constante protege al usuario en 95% de contraer la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). El uso incorrecto y/o la falta de constancia son las principales causas de fallas.

Los estudios de Saracco y Vincenzi mostraron que el uso del condón de látex reduce sustancialmente el riesgo de transmisión de VIH en parejas discordantes donde uno de los miembros es portador y el otro no lo es y resaltan la importancia de usarlo constantemente para reducir la probabilidad de transmisión.

Saracco (ver nota 4) estudió durante 3.5 años un grupo de 343 mujeres seronegativas en relación estable y monógama con hombres infectados por VIH, reportando una tasa de incidencia de 7.2% años-persona (ver nota 5) entre las mujeres que no siempre usaron, o nunca usaron, el condón. En cambio, entre quienes siempre lo usaron la tasa de incidencia de infección por VIH fue de 1.1% años-persona. En su estudio, Vincenzi (ver nota 6) encuentra que ninguna de 124 parejas que usaron el condón constantemente resultó infectada -de un total de 150,000 coitos-, mientras que de 121 parejas que no lo usaron con constancia, la tasa de seroconversión fue de 4.8% años-persona, en un seguimiento de 20 meses

¿Qué queremos decir por el uso constante y correcto del condón?

El uso constante y correcto del condón es una de las estrategias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para prevenir el VIH/SIDA, otras ETS y el embarazo. Esto significa usarlo siempre, desde el inicio hasta el fin de cada relación sexual con penetración, ya sea anal, vaginal u oral. El uso correcto implica seguir una serie de pasos para lograr una mayor eficacia, y consiste en lo siguiente:

1.
Guarda tus condones en lugares frescos y secos. Ten en cuenta la fecha de caducidad o que la fecha de fabricación no pase de tres años

http://lh6.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSEhGs6ZI/AAAAAAAAABs/3Q0bZigAqv4/s144/01.gif

2.
Es importante que la funda del condón no este roto y que al oprimirlo forme una bolsa de aire. No uses los dientes para abrirlo y tampoco tijeras, utiliza las yemas de los dedos para abrir por el lado de las ranuritas que tiene el empaque.

http://lh4.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSEgCKCRI/AAAAAAAAAB0/wJkTKBA8T2g/s144/02.gif

3.
Una vez abierta la funda, presiona la punta del condón para que no quede aire dentro.

http://lh3.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSE_ok4PI/AAAAAAAAAB8/rlJ-gKB3UAY/s144/03.gif

4.
Sin soltar la punta, colócalo en el pene hasta la base, asegurándote que no queden bombitas de aire. Recuerda colocar el condón en el pene en estado de erección.

http://lh4.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSE2PFI9I/AAAAAAAAACE/nQ55xpluTQA/s144/04.gif

5.
Siempre hay que colocarse el condón antes de cualquier contacto sexual. No uses cremas cosméticas, ni vaselina como lubricantes, porque deterioran el condón.

http://lh4.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSFGEkc-I/AAAAAAAAACM/b4J8_oE47t0/s144/05.gif

6.
Después de eyacular, sujete el condón por su base retire el pene mientras aún esta erecto, cuidando que el pene este alejado de los genitales de tu compañera/o

http://lh3.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSOwokVJI/AAAAAAAAACU/eyYMZqrxWnE/s144/06.gif

7.
Retira el condón cuidando que no se goteé.

http://lh4.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSO4T5d8I/AAAAAAAAACc/Gu3AUOzXpiM/s144/07.gif

8.
No lo amarres, envuélvelo en un papel higiénico y arrójalo a la basura, nunca al inodoro.

http://lh3.ggpht.com/_R8J_E9DhpvA/SXOSPHRHOZI/AAAAAAAAACk/4nfZyoEK01I/s144/08.gif

El condón puede fallar por tres razones, y ésas son, en orden de frecuencia:

  • uso inconstante (no se usa en todas las relaciones sexuales);
  • uso incorrecto (no se usa desde el principio hasta el final de la relación sexual ni se cuidan los pasos que ayudan a evitar fallas); y
  • por deslizamiento (que el condón se salga completamente del pene) y/o ruptura durante la relación sexual o al retirar el pene.

La falta de constancia en el uso obedece a circunstancias de índole económica, cultural y/o psicológica. El uso incorrecto es atribuible a la falta de habilidad del usuario para manejar adecuadamente el condón. El deslizamiento y/o ruptura puede ocurrir por cometer algún error al colocarlo y, en menor medida, por el grosor del pene o por el tamaño del condón en relación con éste. (ver nota 7)

La lubricación natural de los orificios corporales puede afectar la eficacia del condón. Las paredes del ano secretan menor cantidad de fluidos que las paredes vaginales. Estas posibles causas de falla son totalmente evitables agregando lubricante hidrosoluble en dichos orificios o por fuera del condón después de colocado.

Otra posibilidad es que el condón se rompa al abrir el empaque o al colocarlo, lo cual no pone a la pareja en riesgo pero puede llevar a la pérdida de la confianza en el método.

Por todo esto, es muy importante insistir en:

  • Guardar el condón en la bolsa delantera del pantalón o falda, en la camisa, bolsa de mano, cajetilla de cigarros, caja de chicles, cangurera, pero nunca en la cartera, bolsa trasera del pantalón o falda, ni exponerlo a calor excesivo o al sol.
  • Usar un condón nuevo cada vez que se tengan relaciones sexuales anales, vaginales u orales.
  • Nunca usar condones cuyo empaque esté dañado o descolorido por deterioro; verificar el contenido de aire, la fecha de caducidad o de fabricación.
  • No abrir el empaque con uñas, dientes, navajas o tijeras ya que puede dañar el condón.
  • Aplicar lubricación adicional reduce la posibilidad de ruptura del condón y aumenta el placer. Se recomienda usar sólo lubricantes basados en agua (los mismos que se usan para ultrasonografía y exploraciones ginecológicas).
  • Nunca usar lubricantes basados en aceites o petrolatos, tales como vaselina, aceites de bebé o cremas de belleza, ya que dañan el látex y ocasionan ruptura por pérdida de la elasticidad.
  • Colocarlo una vez que el pene está erecto y antes de tener contacto con vagina, ano o boca. Si el pene no está circuncidado, retraer el prepucio y colocar el condón.
  • Sujetarlo por la punta y desenrollar hasta la base del pene erecto, dejando espacio en la punta del condón y asegurándose de sacar el aire. El aire atrapado puede causar la ruptura del condón. Si no puede desenrollarse es porque está al revés y debe voltearse.
  • Después de la eyaculación, y con el pene aún erecto, sostener firmemente el condón por la base del pene y retirarse evitando derramamiento de semen dentro de la vagina, ano o boca.

Mitos sobre la sexualidad

Archivado en (articulos) escrito por dimelaplena el 21-05-2015

Tagged Under : ,

La mujer nunca queda embarazada en la primera relación sexual.

Mito: este es uno de los mitos más comunes y perniciosos que lleva a los adolescentes a cometer muchos errores. Si durante la relación sexual la mujer está fértil, puede producirse el embarazo sin importar que sea la primera, la segunda o la última relación sexual.

• El tener relaciones sexuales de pie impide el embarazo.

Mito: este es otro mito frecuente. La posición en que se tenga la relación sexual no afecta las posibilidades de no embarazarse. Basta que la mujer esté en su período fértil para que la posibilidad de embarazarse si tiene relaciones sexuales esté presente.

• Los varones, para ser más hombres, necesitan tener muchas relaciones sexuales.

Mito: la hombría no está dada por la cantidad de veces que se ha acostado con una mujer, ni por la cantidad de mujeres que tenga “disponible”. La hombría se mide por la responsabilidad y respeto con que el hombre vive su sexualidad, reconociendo en ella un valor y logrando una actitud de cuidado y valoración de ella. Un “verdadero hombre” es quien es capaz de respetar a la mujer y respetarse a sí mismo entendiendo la relación sexual como un acto de intimidad, amor y respeto mutuo.

• A las mujeres que han tenido relaciones sexuales se les arquean las piernas.

Mito: el haber tenido relaciones sexuales no provoca ningún cambio físico en la mujer, ni en el hombre. Por lo tanto no es posible “saber” si una mujer ha tenido o no relaciones sexuales a través de su estructura física.

• Los hombres pueden expresar sus emociones y afectos frente a los demás.

Realidad: los hombres no sólo tienen el derecho, sino que son capaces de expresar y manifestar sus emociones y afectos con naturalidad. Ellos, al igual que las mujeres, tienen la capacidad de ser sensibles y afectuosos. Muchas veces ellos reciben mensajes de la familia, la escuela, los medios de comunicación, que les impiden desarrollar esta capacidad. Es necesario superar estos mensajes para poder desarrollar todas las capacidades que tienen como seres humanos.

• El lavado vaginal después de la relación sexual es un método eficaz para evitar el embarazo.

Mito: el lavarse después de haber tenido relaciones sexuales o el tomar agüitas de hierba, no evita la posibilidad de que ocurra un embarazo. Los métodos efectivos para evitar el embarazo se basan en datos y técnicas científicamente probadas y que la pareja debe conocer antes de tener la relación sexual.

• Cuidarse “por las fechas” (método del calendario) no es recomendable para evitar el embarazo.

Realidad: dado que la mujer puede tener ciclos más largos o más cortos, el cuidarse por las fechas se considera muy arriesgado pues ella no puede anticipar si su ciclo va a ser regular y exacto de 28 días. Cualquier variación en él, echa por tierra todos los cálculos de fechas que se hayan podido hacer.

• Durante la menstruación la mujer no debe practicar deportes, o lavarse el pelo, porque si lo hace se le puede cortar la regla.

Mito: durante su menstruación, o regla, la mujer puede realizar todas las actividades que desee en forma normal y natural. Los cuidados que ella deberá tener tienen que ver con mantener su higiene personal, por lo que el bañarse, lavarse el pelo, etc. Durante la regla son acciones recomendadas. Sólo en caso de que sienta molestias específicas, puede disminuir la actividad deportiva y tomar algún analgésico.

• Las eyaculaciones o emisiones nocturnas son absolutamente normales en los varones.

Realidad: a partir del fin de la pubertad (13-14 años aproximadamente) es natural que los muchachos tengan eyaculaciones espontáneas durante los sueños. Esto es un signo que habla de la maduración sexual-biológica que están experimentando. Esta experiencia se relaciona con el inicio de la menstruación, en la caso de las muchachas. Ambas situaciones indican que muchachos y muchachas han logrado un desarrollo biológico que les da la capacidad de reproducirse.

Sin embargo, cabe aclarar que la capacidad para hacerse responsables de poder procrear no se limita sólo a lo biológico, sino que requiere de una maduración psicológica, social y valórica, que permita asumir la responsabilidad que implica la maternidad y paternidad.

• La falta de himen en la mujer es la prueba de que ella ya no es virgen.

Mito: el himen es una membrana muy delgada y frágil que se encuentra a la entrada de la vagina de la mujer. El que una mujer no lo tenga o se le haya perforado no es un signo de que ella ya haya tenido relaciones sexuales. Un ejercicio físico, una maniobra brusca o un accidente pueden hacer que se rompa; también hay mujeres que tienen el himen perforado desde su nacimiento y nunca han tenido relaciones sexuales. La mujer debe valorar y cuidar su sexualidad más allá de los mitos que existan en torno a ella.

• Si la mujer no sangra en su primera relación sexual, quiere decir que no es virgen.

Mito: el sangrado durante la primera relación sexual tampoco es un signo de virginidad. Si ha habido una buena estimulación y lubricación vaginal en los momentos previos a la penetración, no tendría por qué haber sangrado ni dolor de ningún tipo. Esto podría llegar a ocurrir cuando no ha habido una buena preparación y estimulación, produciéndose algún tipo de sangrado o dolor producto del roce o de la tensión con que se esté viviendo la relación sexual.

• El embarazo precoz afecta la posibilidad de los adolescentes de mejorar sus condiciones educativa, económica y social.

Realidad: está comprobado que un embarazo durante la adolescencia afecta las posibilidades de que la mujer, y el varón cuando lo asume, logre desarrollar todas sus potencialidades en el ámbito de lo educativo, del desarrollo social y su capacidad para lograr la independencia económica.

Ello implica la interrupción de un proceso de crecimiento y desarrollo y el poder proyectarse en la vida, poniéndose metas, apropiadas a la edad, que les permitan realizarse en la vida adulta. Está claro que, desde todo punto de vista, no es recomendable la experiencia de un embarazo durante la adolescencia, sin embargo, si ello ocurre se deberá velar por acoger la vida del niño o niña que está por nacer y procurar que los padres adolescentes cuenten con el apoyo económico y afectivo para poder asumir con responsabilidad su maternidad y paternidad.

• Es común que durante la adolescencia se acceda a “dar la prueba de amor”, por miedo a ser abandonados por la pareja.

Realidad: con frecuencia los adolescentes declaran haber tenido relaciones sexuales porque “si no lo hacía mi pareja me dejaría”, o bien porque los demás iban a pensar de que no era suficientemente hombre o mujer, o porque todos en el grupo lo han hecho “y no podía quedarme atrás”.

Todas estas son ideas que lejos de permitir que los adolescentes puedan valorar y vivir su sexualidad de forma integral, los empujan a responder a los miedos y las presiones de otros.

Lo recomendable es que ellos puedan vivir la sexualidad en la pareja dentro de un proceso de conocimiento y comunicación mutua sobre las inquietudes, las sensaciones y expresiones del cariño y amor que se tienen, junto con sus valores y decisiones sobre cómo enfrentar el tema de las relaciones sexuales.

• Todo contacto físico con la pareja lleva necesariamente a la relación sexual.

Mito: el contacto físico es algo esencial entre los seres humanos. Besarse, abrazarse, etc. forman parte de la relación normal de cualquier pareja y no necesariamente es provocador de una relación sexual. La posibilidad de tener una relación sexual está dada por la intención o deseo de uno o ambos miembros de la pareja, cuando se da un ambiente más íntimo que propicia el deseo sexual. Si la pareja es consciente de ello, podrá darse cuenta de cuáles son los momentos, lugares o situaciones en que ellos están más proclives a que se dé la relación sexual, y cuáles no. De esta manera podrán manejar la situación.

• El embarazarse no sirve para mejorar la relación de pareja.

Realidad: muchas veces las adolescentes creen que si se embarazan el pololo no las va a dejar, o va a ser más cariñoso y atento con ellas, etc. La verdad es que no es a través de un embarazo que la relación vaya a mejorar o se puedan conseguir los cambios que se desean en el otro. Para ello se necesita que la pareja converse acerca de sus necesidades de afecto, de las formas de demostrarse el cariño y enfrente las dificultades que pueda estar viviendo, aún si esto lleve a terminar el pololeo. En este caso, el embarazo, lejos de unir a la pareja, puede transformarse en una situación de angustia y dolor que provoque el efecto que se desea evitar, e involucre injustamente a un tercero –el hijo o hija que estaría por venir- en un ambiente de sufrimiento y tensión.

• El VIH-SIDA se contagia sólo si se tiene relaciones sexuales con homosexuales o prostitutas.

Mito: cualquier persona que sea portadora del VIH (virus de inmunodeficiencia humana) lo puede transmitir a otra a través de la relación sexual, a través del intercambio de sangre por medio de una jeringa que contiene sangre de un portador o portadora, a través de la placenta de la madre portadora, etc. La posibilidad de transmitir el virus no tiene que ver ni con la condición social, la situación económica, la orientación sexual u otro; basta que la persona tenga alguna práctica de riesgo para que ello pueda ocurrir.

• Hoy en día hombres y mujeres pueden compartir las tareas domésticas y fuera del hogar.

Realidad: hombres y mujeres somos diferentes en cuanto a características físicas y biológicas: el cuerpo, el embarazo, algunas características de la personalidad, etc., Pero no nos diferenciamos en cuanto a lo que somos capaces de hacer. Una de las capacidades y desafíos más fascinantes del ser hombre y mujer tiene que ver con el poder complementarnos. Por lo tanto en la vida cotidiana, en el quehacer diario hombres y mujeres podemos asumir distintas tareas de manera conjunta y en un espíritu de mutua colaboración. El que los varones realicen tareas domésticas no los hace menos hombrecitos; en ese mismo sentido, el que las mujeres tengan puestos de trabajo directivos o realicen labores que tradicionalmente han sido asignadas a los hombres, no las hace menos femeninas.

Fuente: Julia Marfán (2000) Manual de educadores juveniles. Ediciones CIDE.

MUJERES Y HOMBRES FEMINISTAS SE TOMARON LA PLAZA LA MERCED EN CUENCA

Archivado en (articulos) escrito por dimelaplena el 05-05-2015

El grupo de mujeres y hombres activistas del feminismo en el sur del Ecuador se llama “En Cuenca también habemos Putas” esta integrado por personas de organizaciones sociales y personas que por su convicción frente a la no violencia exigen el respeto de sus derechos en una sociedad aun basada en la heteronorma patriarcal machista.

Mediante carteles los cuales disponen en la ciudad y con un distintivo que las caracteriza salen y se enfrentan a lo que digan de ellas, pueden tildarlas de locas, de exageradas y otros cuantos adjetivos nada halagadores, sin embargo encuentran también el apoyo de otra gente, la admiración de algunxs y la indiferencia de otrxs. Nada las detiene.

El pasado 1 de junio este grupo se tomo una de las plazas con mas afluencia de gente en la noche, se trata de la Merced, lugar donde se concentra gran cantidad de personas por la zona de bares y discotecas, ahí mediante un acto simbólico mostraron el problema social que representa el femicidio como tal y sobre las diferentes formas de violencia.

Mientras la seriedad acompañaba sus rostros, y la gente se paraba para leer sus carteles, Chiara, una de las integrantes del grupo repartía un manifiesto en el que se exponían varios puntos que el colectivo defiende, y explicaba el objetivo de la actividad a más de algunas cifras en violencia que fueron publicadas recientemente por el INEC.

Entre los puntos del manifiesto están la rebeldía en contra de:

- La violencia y la culpabilizacion de las victimas

- Los modelos impuestos de ser hombre y mujer

- La discriminación por causa de orientación sexual

- La negación del placer femenino

- El tabú sobre el uso de anticonceptivos

Estadisticas

En el Ecuador 6 de cada 10 mujeres han vivido algun tipo de violencia de genero, 1 de cada 4 mujeres han vivido violencia sexual. En todos los niveles de instruccion la violencia de genero sobrepasa el 50% sin embargo en las que tienen menos nivel de instruccion la violencia llega al 70%.