¿Ninfómanas?

Archivado en (articulos) escrito por dimelaplena el 27-10-2010

Colegialas ninfómanas,  negras ninfómanas, ninfómanas reales, rubias ninfómanas, morenas ninfómanas, chatear con ninfómanas…

 Cómo si la ninfomanía se tratase de un plus en las mujeres se publicita en internet estos anuncios, más ¿sabemos realmente de que se trata? Muchas veces no, pero nos llama la atención saber cómo actúan, cómo son sexualmente, etc. sin embargo en este artículo les comentamos de qué se trata.

 

Empecemos por el principio etimológico de la palabra: La palabra Ninfomanía viene de ninfa y de manía. Las Ninfas en la mitología griega eran las deidades del bosque, de las aguas y del campo. Se entiende por manía, una preocupación excesiva. Por lo tanto, la ninfomanía es un apetito sexual exagerado de la mujer, el límite de lo normal no esta definido claramente, pero se puede decir que existe patología sexual si las preocupaciones sexuales tienden a dominar el pensamiento consiente aun después de que el acto sexual ha sido ejecutado. O si el sexo tiene una influencia tan dominante que interfiere con otros aspectos de la vida diaria de la persona, es decir, que las actividades diarias sean sustituidas por sexo.

A la hipersexualidad masculina se le denomina “Andromania” o “Satiriasis”

Sin embargo, en nuestra sociedad el término ha sido mal adecuado, pues por ocasiones se le denomina ninfómana a una mujer que vive su sexualidad libremente, sin ataduras, es el hecho del imaginario colectivo que nos lleva a pensar que el disfrute y la vivencia de la sexualidad queda restringido para las mujeres, mientras que los hombres son criados desde pequeños para ser quienes sean sexualmente activos siempre, se les permite ejercer sus derechos sexuales de una forma libre, sin restricción alguna.

 

Esa represión de la sexualidad que consciente o inconscientemente vivimos las mujeres es parte de reforzar las relaciones de poder desde lo masculino, la represión se da como mecanismo de defensa cuando un individuo rechaza y saca fuera de la conciencia todo aquello que le resulta doloroso e inaceptable. Por otra parte, puede darse una represión consciente, ya sea por considerar como negativo o malsano todo lo referido a lo sexual o por considerarlo un impedimento para vivir ciertas virtudes.

 

La represión de la sexualidad femenina está enfocada a la anulación del deseo y placer erótico. Esta represión tiene distintos grados, que pueden ir desde la sutil, pero eficaz manipulación psicológica –desconocimiento del cuerpo, inculcación de sentimientos de vergüenza y culpa…-, a la aberrante mutilación física de órganos sexuales. Estos procesos consiguen que el único acto sexual permitido en el sistema patriarcal, el coito, sea algo traumático y doloroso, tanto mental como físicamente.

 

Es por ello que la soberanía del cuerpo, (tema muy discutido y polémico en la Asamblea Constituyente) debe ser parte de nuestras convicciones, es decir, solo yo conozco mi cuerpo, solo yo tomo decisiones sobre él y solo yo sé hasta donde es “normal o anormal” para mi.

 Por: dime la plena

Publicidad y violencia de género

Archivado en (videos) escrito por dimelaplena el 27-10-2010

Cada día, todo el tiempo vemos, escuchamos en los medios de comunicación publicidades que objetivizan a las mujeres, siendo parte del enganche para la venta de productos, este video es una muestra de lo que sucede y muchas veces pasa desapercibido por nuestras vidas…

Que nos motiva a ser infieles

Archivado en (audio) escrito por dimelaplena el 01-10-2010

 

 Un análisis con Virginia Umbre Psicoterapeuta Gestalica sin condenar ni victimizar a las personas infieles… Te invitamos a opinar sobre este tema tan controversial