Lo que debes saber del sexo

PRESERVATIVOS

 1. ¿Cómo se coloca un preservativo?

La eficacia del preservativo depende de su correcta colocación y uso.

1. Verifica la fecha de caducidad y que sea de látex, otros condones no previenen el VIH.

2. Abre el empaque con cuidado, no utilices los dientes ni objetos corto punzantes, los sobres son muy fáciles de abrir.

3. Aprieta la punta del condón y colócalo sobre el pene erecto, comprobando que el condón se pueda desenrollar y no esté al revés.

4. Desenróllalo hasta llegar a la base del pene.

5. Después de eyacular, retíralo del pene antes de que pierda la erección.

6. Amarra el condón y tíralo a la basura.

2. ¿Qué hay que hacer si se rompe un condón?

Lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda en un centro de salud, a un médico de confianza o en un centro de consejería juvenil, puedes llamar a Sendas al 2882 456, para acceder a la píldora anticonceptiva de emergencia.

La PAE como se la llama, es una dosis concentrada de hormonas, debe tomarse dentro de las 72 horas posteriores a las relaciones sexuales no protegidas, actúan sobre el cuerpo de la mujer evitando que se de la concepción de dos maneras: inciden en el óvulo directamente o provocan que se espese el moco cérvico uterino evitando que los espermatozoides lleguen al óvulo.

La PAE no afecta el curso normal del embarazo si este ya se ha dado, por tanto no es abortiva.

3. ¿Qué hacer si el condón se queda dentro de la vagina?

Luego de la eyaculación el pene pierde volumen y firmeza, por lo que el condón puede salirse y quedarse en la vagina si no se retira inmediatamente. Por eso es importante que al retirar el pene sujetes la base del condón para que no se mueva.

Si el condón se queda dentro primero debemos intentar sacarlo con los dedos con cuidado de no empujarlo más adentro, si no pudieras sacarlo con los dedos, hay que acudir inmediatamente a un centro de salud para que lo saquen y darle las medidas necesarias para evitar un posible embarazo no deseado.

ANTICONCEPTIVOS

 ¿Qué es el sexo “seguro”?

Sexo seguro se refiere a tener relaciones sexuales “protegidas”, es decir, tomar medidas para no quedarse embarazada, o para no contraer una infección sexual.

Esto se consigue con métodos anticonceptivos o evitando la penetración parcial o total del pene en la vagina, el sexo seguro es sano, responsable y placentero y no implica ningún riesgo para nadie 

1. ¿Cuál es el mejor método anticonceptivo? ¿Cómo elegirlo?

Para elegir un método anticonceptivo las mujeres debemos acudir a un centro de salud o a un ginecólogo/a de confianza, cada método puede actuar de manera diferente en cada mujer, por eso es importante ir primero al médico.

Los métodos más utilizados en nuestro medio son el preservativo, la píldora y el DIU, todos tienen un elevado porcentaje de eficacia, entre el 97 % y casi 100 % si se combina con otros métodos, el preservativo es el único método que protege de las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual, como el SIDA). El DIU es un pequeño aparato que se inserta en el útero para impedir la implantación de óvulo fecundado en el utero (98-99 % de eficacia). La píldora anticonceptiva es una combinación de estrógenos y progestágenos que impide la ovulación (97-99 % de eficacia).

Otros métodos son el diafragma, inyecciones hormonales, parches anticonceptivos, etc. Y los métodos anticonceptivos permanentes como son la ligadura de trompas para las mujeres y la vasectomía para los hombres

¿Qué son y cuáles son los Métodos Anticonceptivos Naturales?

Los Métodos Anticonceptivos Naturales se basan en la abstinencia de contacto sexual durante los días fértiles de la mujer, su efectividad depende de la exactitud en el ciclo menstrual de la mujer y de la capacidad de la pareja para reconocer los días fértiles.

En realidad no es un método anticonceptivo recomendable en las jóvenes, ya que su ciclo menstrual no es lo suficientemente regular y puede verse alterado por cualquier circunstancia, una gripe, una emoción muy fuerte o cualquier otro trastorno en su salud.

Los más conocidos son:

El Ritmo: que consiste en definir los días fértiles de la mujer, el día de ovulación se calcula contando 14 días antes del primer día de la siguiente menstruación, tampoco se deben tener relaciones sexuales desprotegidas 3 días antes y 4 después del día señalado como de ovulación.

La Temperatura basal: se efectúa controlando los cambios en la temperatura corporal basal de la mujer para conocer el momento de la ovulación

El método de Billingis: se realiza identificando los cambios de la mucosidad cervical que indican la ovulación, cuanto más espeso esté menos probabilidades de un embarazo.

Sin embargo son métodos muy poco confiables y con bajo porcentaje de eficacia.

 
3. ¿Qué son los espermicidas?

Son sustancias que tienen la capacidad de matar a los espermatozoides e impedir su paso hacia el útero. Los espermicidas se encuentran en dos presentaciones: óvulos vaginales y cremas espermicidas. No son un método anticonceptivo por sí solos, pero usándolos en combinación con el preservativo o el diafragma se puede conseguir una fiabilidad y seguridad anticonceptiva cercana al 100 %. Hay condones que ya vienen con crema espermicida incluida.

¿Qué es la píldora anticonceptiva de emergencia o PAE?

La Píldora Anticonceptiva de Emergencia NO es un método anticonceptivo de uso diario sino un método de emergencia que se aplica cuando has tenido relaciones sexuales desprotegidas, el método anticonceptivo falló, calculaste mal tu periodo fértil o fuiste abusada sexualmente.

La PAE es una dosis concentrada de hormonas que debe tomarse dentro de las 72 horas posteriores a las relaciones sexuales no protegidas, actúan sobre el cuerpo de la mujer evitando que la concepción de dos maneras: inciden en el óvulo directamente o provocan que se espese el moco cérvico uterino evitando que los espermatozoides lleguen al óvulo, es decir actúa inhibiendo la ovulación e impidiendo la fertilización

Su eficacia es casi del 100% cuando se toma en las 24 horas posteriores al coito de riesgo.

En el mercado puedes conseguirlas con el nombre de Glanique.

¿La píldora anticonceptiva reduce el deseo sexual? ¿Y la fertilidad?

Uno de los efectos secundarios que puede tener la píldora es la reducción de la libido. Si el nivel de estrógenos y progesterona producido por la píldora es superior al de la testosterona, hormona responsable del deseo sexual, éste puede verse afectado. Sin embargo, las píldoras de última generación apenas tienen efectos secundarios: ni afectan al deseo sexual ni hacen engordar, como muchas mujeres piensan.

En todo caso, si se nota algún efecto indeseado, hay que acudir al ginecólogo para comprobar si la dosis hormonal es la adecuada. También es falso que cueste más quedarse embarazada después de tomar la píldora durante muchos años.

PREVENCION DE EMBARAZOS

¿Es posible el embarazo sin penetración?

No hace falta que la penetración sea total para que haya riesgo de embarazo, ya que es precisamente por la punta del pene por donde se expulsa no sólo el semen sino el líquido preseminal que también contiene espermatozoides.

Por tanto si ha habido penetración, aunque no se eyacule dentro de la vagina, sí que puede darse un embarazo, ya que el líquido preseminal ha sido vertido dentro.

¿Es seguro “terminar a fuera” o el coitus interruptus?

No, terminar afuera o el “coitus interruptus”  es uno de los métodos menos seguros para evitar embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

Esto es debido a que el líquido preseminal también transporta espermatozoides. A cada lado de la uretra se encuentran las glándulas de Cowper, que durante la fase de excitación sexual, antes de la eyaculación, segregan unas gotas de fluido que suele aparecer en la punta del pene, este fluido contiene un reducido número de espermatozoides, por lo que retirar el pene de la vagina antes de eyacular no es un método seguro para evitar el embarazo.

 ¿Existe riesgo de embarazo durante la menstruación?
Sí, existe riesgo de embarazo durante la menstruación. Es cierto que las posibilidades son menores, pero las sigue habiendo.

El ciclo reproductor se puede ver alterado por multiples factores y darse, por ejemplo, una ovulación fuera del ciclo. Además, la concepción no se produce en la vagina sino en las trompas de Falopio, por lo que si hay eyaculación, algún espermatozoide puede llegar al óvulo, independientemente de la menstruación.

Mientras estás menstruando, a la vez se puede haber producido una ovulación y que el óvulo esté en las trompas de Falopio en estado fértil esperando a ser fertilizado por un espermatozoide. En ese momento, si tienes relaciones sexuales sin protección, puede que algún espermatozoide llegue a fertilizar ese óvulo y se produzca un embarazo no esperado.

 ¿Cómo ocurre la fecundación?

Para conseguir una fecundación es indispensable el acto sexual. En la unión de los órganos sexuales es depositado el líquido seminal en el orificio del útero. Ahí pueden entrar los espermatozoides y subir a través del útero hasta las trompas donde tiene lugar el encuentro de un espermatozoide con el óvulo. Cuando ambas células se fusionan ocurre la fecundación y empieza el desarrollo de un

INFECCIONES DE TRANSMISION SEXUAL

¿Qué son las ITS?
ITS significa Infecciones de Transmisión Sexual y sus causantes son ciertos microorganismos que se localizan en el aparato genital masculino y femenino y que, generalmente, se transmiten a través de las relaciones sexuales, por eso su nombre.

 Entre los síntomas que producen podemos sentir: escozor, picor, flujo anormal, molestias en la uretra o en la vagina. Ante la primera señal hay que acudir al médico/a especialista.

¿Cuáles son las principales?

Las principales enfermedades de transmisión sexual son la sífilis, la gonorrea, las clamidias, el herpes, la vaginitis, los condilomas y el VIH. Actualmente existen medicamentos para tratar la mayor parte de las ITS y los especialistas suelen prescribir medicación no sólo a la persona afectada sino también a su pareja. El único método anticonceptivo eficaz para evitar la infección es el condón.

 ¿Cómo puedo saber que tengo una ITS?

Muchas veces las ITS no presentan síntomas de manera inmediata, por tanto no se puede saber si se tiene una ITS luego de haber tenido sexuales desprotegidas, por eso es importante que siempre uses condón en todas y cada una de tus relaciones sexuales.

De igual manera no podemos saber a simple vista si una persona tiene una ITS o VIH, puede que esté en una fase de incubación de la infección, pero esto no quiere decir que no te pueda infectar, así que lo mejor es utilizar condón con todas las personas con quienes vayas a tener relaciones sexuales.

¿Las ITS se pueden transmitir a través del sexo oral?

Sí. En el caso del sexo oral no sólo se produce un intercambio de semen y flujo vaginal, sino que también puede haber posible infección parental, es decir, por intercambio de sangre. Es posible que en la boca existan heridas o llagas que puedan llegar a sangrar y que creen una situación de riesgo en la práctica del sexo oral.

Por ejemplo, el VIH o la hepatitis B sólo se transmiten por vía parental o porque el virus entre en contacto con la sangre, por lo que no es recomendable que se practique sexo oral si una persona es portadora de esta enfermedad. En el caso de la sífilis, su primer estadio consiste en una pequeña lesión que aparece en el lugar de la infección y que resulta altamente contagioso, por lo que tampoco es recomendable ningún tipo de relación sexual si se tiene esta enfermedad.

En general, casi todas las enfermedades de transmisión sexual, desde los herpes genitales hasta la gonorrea, pueden ser transmitidas por vía oral, por lo que no es seguro llevar a cabo este tipo de prácticas si se sospecha que puede haber posibilidad de infección. En el caso de la felación es aconsejable practicarla con un condón.

 VIH/SIDA

 ¿Qué es el SIDA?

SIDA son las siglas de Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida.

SIDA significa: Síndrome: Conjunto de síntomas en vez de una sola enfermedad
  Inmuno: resistencia o protección de enfermedades
  Deficiencia: carencia de esa resistencia o protección
  Adquirida: algo que se contrae en el transcurso de la vida

¿Qué es el VIH?

El VIH es el virus que causa el SIDA.

VIH significa: Virus de
  Inmunodeficiencia
  Humana.

Cuando el VIH penetra en el organismo a través del semen, la sangre o las secreciones vaginales, daña el sistema inmunológico que habitualmente nos protege de las infecciones.

¿Cómo se transmite el VIH?

El VIH se transmite por tres vías: sexual (al entrar en contacto con los fluidos vaginales, líquido preseminal, semen o sangre infectados); por vía sanguínea (contacto directo con heridas, mediante transfusiones o por compartir jeringuillas con una personas infectada); y por vía perinatal (infección de la madre al hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia).

El VIH no se transmite a través de la saliva, las lágrimas o las picaduras de insectos; tampoco por convivir, abrazar o tocar a una persona infectada ni mediante muebles o utensilios compartidos. Sí hay que evitar compartir cuchillas, cepillos de dientes, jeringuillas u otros objetos que puedan entrar en contacto con sangre o fluidos de los órganos sexuales. El único método anticonceptivo que protege de su infección es el preservativo.

SEXUALIDAD Y SEXO

¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad va mucho más allá de las diferencias biológicas, son los comportamientos y actitudes que tenemos frente a los demás, determinados por nuestro género y orientación sexual.

 La sexualidad se expresa de diferentes maneras, nuestro lenguaje corporal, el tono de nuestra voz, la forma de vestir, de movernos, de actuar, dicen de nuestra sexualidad y de lo que nos hace sentir bien y de lo que no disfrutamos, las relaciones afectivas familiares, con amigos y en pareja son diferentes expresiones de nuestra sexualidad y se manifiestan de diferentes formas con unos y con otros.

 Una forma de expresar nuestra sexualidad es mediante relaciones sexuales, el disfrute y goce de éstas es un derecho que todos los seres humanos tenemos, por tanto no deben ser condenables ni juzgables cuando se dan de manera consentida y voluntaria.

 ¿Cual es la diferencia entre sexo y sexualidad?

La mejor fuente es la Organización Mundial de la Salud, en su más reciente documento de trabajo realizado con la ayuda de eminentes sexólogos y otros profesionales de la salud:

SEXO
“El Termino SEXO se refiere al conjunto de características biológicas que definen al espectro de los seres humano como hembras y machos”. Sí, eso es todo, es simplemente lo que pones en la cuadrito cuando llenas cualquier cuestionario sobre tu identidad.

“El significado común del término SEXO en lenguaje coloquial comprende su uso como actividad y como un conjunto de comportamientos.” Aquí se ha usado para un sinfín de posibilidades, desde la desnudez, el erotismo, la seducción,  el coito, y como nos encanta hablar en doble sentido, en realidad nunca está claro de qué estamos hablando.

SEXUALIDAD
El termino SEXUALIDAD se refiere a una dimensión fundamental del hecho de ser un ser humano: basada en el sexo, incluye al genero, las identidades de sexo y genero, la orientación sexual, el erotismo, la vinculación afectiva y el amor y la reproducción.

Se experimenta o se expresa en forma de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, actividades, practicas, roles y relaciones. La sexualidad es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos o espirituales. Si bien la sexualidad puede abarcar todos estos aspectos, no es necesario que se experimenten ni se expresen todos. Sin embargo, en resumen la sexualidad se experimenta y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos.

¿Hacer el amor y tener relaciones sexuales es lo mismo?

Físicamente implican casi lo mismo: caricias, besos y penetración, pero emocionalmente no tienen nada que ver. Hacer el amor, como su nombre lo indica, habla de una pareja que expresa el gran amor que siente a través de su cuerpo, se comprende, se respeta y asume las consecuencias.

¿Cuál es la edad ideal para tener relaciones sexuales?

No existe una edad ideal, sino un momento específico: cuando una persona siente que está realmente preparada, no sólo física, sino también emocionalmente.

Para darte cuenta de eso, hay que hacerse estas preguntas:

¿Por qué me gustaría tener relaciones sexuales? Por curiosidad, para satisfacer una necesidad física mía o de mi novio o porque está de moda? ¿Amo de verdad a mí pareja? ¿Sé cuál es el método de prevención de embarazo e infecciones que debo usar, que vaya de acuerdo con mi edad? ¿Podemos asumir las consecuencias si ese método falla y quedamos embarazados? ¿Puedo pedirle a mi pareja que use preservativo? ¿Soy capaz de pedirle a mi pareja un examen médico que me certifique que no está contagiado de ninguna enfermedad de transmisión sexual?

¿Qué riesgos tienen las relaciones sexuales?

Embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual como VIH, hepatitis B, gonorrea, sífilis, y otras.

También pueden surgir muchas dudas emocionales si has tenido relaciones sexuales sin sentirte cómodo/a o sin estar efectivamente preparado/a, el complejo de culpa es una de las consecuencias más comunes, y generalmente indica que algo no estuvo bien o que aún no era el momento.

 ¿Qué es el himen y para qué sirve?

El himen es una membrana que cubre la entrada de la vagina y presenta siempre una o más perforaciones que permiten la salida del flujo menstrual o la colocación de tampones. Normalmente se extiende por una parte, no por toda la abertura de la vagina, y es de distintas formas, tamaño y grosor.

El himen no tiene ninguna función biológica indispensable, aunque históricamente y en algunas sociedades su presencia constituye una prueba de la virginidad de la mujer, a pesar de que esto no es una prueba sólida, ya que el himen puede romperse o perforarse a una edad temprana e incluso hay mujeres que nacen sin él. Además, la penetración no siempre supone la rotura del himen, puesto que es una membrana sensible.

¿Duele y se sangra la primera vez que se tienen relaciones sexuales?

Aunque el himen posee perforaciones por donde pasa el flujo menstrual, es cierto que con la primera penetración se suele romper del todo, o por lo menos en parte. Esta ruptura, aparte de algo de dolor o molestia, puede producir una pequeña hemorragia al desprenderse de la pared de la vagina.

Pero el himen es sólo una membrana que se encuentra a la entrada de la vagina y que no posee ninguna utilidad. De hecho, hay muchas mujeres que nacen sin él, sin que ello les suponga ninguna consecuencia negativa. Puede ocurrir que el sangrado no se produzca en el mismo instante de la penetración, debido al empuje del pene y a la propia fisiología femenina.

En todo caso, se trata de un hecho natural y sin importancia. Algunas veces el dolor es más producido por la tensión muscular y los nervios que por la propia penetración.

¿Cómo es el orgasmo femenino? ¿Cómo sé si he tenido uno?

El orgasmo es la fase álgida de excitación de la mujer. La respuesta sexual de la mujer recorre varios caminos: deseo, excitación, meseta y orgasmo. En la fase de excitación el cuerpo sufre una serie de cambios: lubricación vaginal, los labios y el clítoris aumentan de tamaño debido al aumento del flujo sanguíneo, y los pezones se erizan. En la fase del orgasmo la vagina sufre de 3 a 15 contracciones cuya duración e intervalo entre ellas varía en cada mujer y de un orgasmo a otro.

La descripción del orgasmo varía según cada mujer. Algunas experimentan una cúspide de placer que se desvanece en un momento; otras experimentan una sensación más difusa y cálida; algunas sienten como un cosquilleo o un temblor; algunas después de alcanzar el éxtasis siguen experimentando unas sensaciones placenteras que tardan más en desvanecerse. En general, la mayoría de las mujeres llega al orgasmo a través de la estimulación del clítoris.

¿Qué son y para qué sirven los lubricantes?
Los lubricantes son sustancias que se utilizan para paliar los problemas de lubricación femeninos y hacer que la penetración sea más fácil y placentera. También se emplean para facilitar el sexo anal. Además de solucionar la sequedad, los lubrificantes se utilizan simplemente para aumentar las sensaciones placenteras durante el coito.

Los lubricantes pueden comprarse en cualquier farmacia, ya que pueden adquirirse sin prescripción médica. Se presentan como cremas, geles o supositorios que deben estar hechos a base de estrógenos o agua. Hay que evitar los que tienen una base oleica, ya que estas sustancias, como los aceites corporales, vaselinas, etc. no son recomendables y pueden alterar la efectividad del preservativo.

Los geles lubricantes pueden ser aplicados en la vulva, el clítoris y dentro de la vagina con un aplicador o con el dedo antes del acto sexual. Para casos de sequedad severa se emplean supositorios vaginales.

¿Qué son los juegos preliminares y por qué son tan importantes?
El juego previo tiene una gran importancia en las relaciones sexuales, ya que prepara el cuerpo del hombre y de la mujer para afrontar el momento del coito y poder llegar al orgasmo. La excitación es inducida por una compleja mezcla de estímulos mentales y físicos.

Contrariamente a la creencia popular, el hombre también necesita y disfruta el juego previo. Éste le proporciona la estimulación necesaria para lograr una erección firme y prepara al pene para el coito (aunque en el caso de sufrir eyaculación precoz hay que reducir los preliminares al mínimo).

En el caso de las mujeres esta fase es especialmente importante, ya que para que una mujer se excite por completo normalmente su cuerpo necesita una prolongada estimulación. Este juego previo hace que la vagina se dilate y comience a lubricar, lo que facilita la penetración y proporciona a la mujer el nivel de excitación suficiente para poder alcanzar el orgasmo.

¿Qué son las zonas erógenas?
Son partes de la piel especialmente sensibles sexualmente. Esta sensibilidad se debe a que en ellas se localizan terminaciones nerviosas sensitivas que reaccionan al tacto. De ahí su importancia en la práctica sexual: al ser acariciadas producen un estímulo sexual.

Los labios, los muslos, el pecho, los genitales y las nalgas son zonas especialmente sensibles al tacto. Pero casi toda la piel puede convertirse en una zona erógena si se recibe el contacto de alguien deseado. Cada persona debe descubrir cuáles son las partes del cuerpo, tanto del suyo como de su pareja, que experimentan más placer y estímulo al ser acariciadas.

La estimulación de las zonas erógenas puede realizarse con manos y dedos, pero responden con mayor intensidad si se acarician con boca, labios y lengua.

¿Es normal tener fantasías sexuales?
La imaginación erótica es un recurso exclusivo del ser humano. Tener fantasías sexuales es algo no sólo agradable sino necesario para tener relaciones sexuales placenteras y aumentar el nivel de excitación. Las fantasías no son más que eso, pensamientos irreales que nos producen excitación pero que no tienen por qué realizarse.

La moral está totalmente al margen de la fantasía; lo que menos importa es el contenido de las mismas. Ser conscientes del sexo, estar interesados y fantasear nos ayuda a excitarnos. Con frecuencia nos valemos de las fantasías para concentrarnos en nuestra propia relación sexual y excitarnos más. Las fantasías no son malas en sí mismas, ya que normalmente el objetivo no es realizarlas. Las fantasías nos permiten liberarnos de los patrones sexuales e involucrarnos en nuevas actividades.

¿Qué es el sexo oral y cómo se practica?
Las dos prácticas más habituales dentro del sexo oral son la felación y el cunnilingus.

La felación consiste en la estimulación del pene con la boca y es casi siempre la forma más poderosa de excitar a un hombre, ya que para éstos la boca es un símil de la vagina incluso más excitante, ya que es capaz de besar, lamer, succionar, acariciar, etc.

Por su parte, el cunnilingus es la utilización de la boca y la lengua para lamer y acariciar el clítoris y la zona vaginal, lo que excita intensamente a la mayoría de las mujeres. Además, la lengua es más suave que los dedos para estimular el clítoris.

El sexo oral implica un elevado grado de intimidad y un adecuado nivel de confianza. Hombre y mujer pueden estimular recíprocamente sus órganos sexuales mediante la conocida postura del 69, en la que uno se coloca al revés encima del otro para que su cabeza esté en contacto con los genitales de su pareja

¿Es malo masturbarse?
No. Todas las creencias populares, mitos, tabúes y supuestas enfermedades asociadas a la masturbación son falsas. La masturbación es una práctica sana que no causa ningún tipo de enfermedad ni de trastorno ni mucho menos es la causante del acné juvenil o de que el pene se tuerza.

 Científicamente no se ha comprobado que la masturbación cause algún daño. La puedes considerar como un proceso que hace parte del desarrollo, aprendizaje y exploración sexual.

¿Qué es el clítoris y dónde está?
El clítoris se encuentra justo en el punto de unión superior de los labios internos, por encima de la entrada de la vagina y del meato urinario. La única parte visible es la cabeza clitoridea, que tiene forma de botón y puede verse si se separa con suavidad empujando hacia arriba la piel que lo recubre. En él se localizan terminaciones nerviosas receptivas que lo convierten en la parte erótica más sensible de la mujer.

El clítoris es sumamente sensible al tacto, a la presión y a la temperatura, por lo que la forma de acariciarlo debe ser sumamente delicada ya que el contacto directo puede ser doloroso. La mayor parte de las mujeres llegan al orgasmo a través de la estimulación del clítoris, de ahí su importancia en las relaciones sexuales.

¿Influye el tamaño del pene en el placer femenino?
La preocupación por el tamaño del pene es habitual en los hombres y, muchas veces, se convierte en causa de inseguridades, complejos y hasta disfunciones sexuales. Sin embargo, la satisfacción sexual no está directamente relacionada con el tamaño del pene y depende de muchos más factores. La excitación femenina tampoco depende del tamaño, ya que es el primer tercio de la vagina el que concentra el mayor número de terminaciones nerviosas.

Por otra parte, las paredes de la vagina tienen la capacidad de adaptarse al grosor del pene, por lo que el tamaño no es determinante más que como estímulo visual o psicológico. La satisfacción sexual depende más de la calidad que de la cantidad.

¿Es peligroso practicar sexo anal?
El sexo anal no tiene por qué ocasionar problemas siempre y cuando se mantengan algunos mínimos cuidados tanto de higiene como de prevención. Aunque no supone riesgo de embarazo, sí es una vía de transmisión de enfermedades sexuales, por lo que es conveniente usar siempre condón.

También es conveniente el uso de algún tipo de lubricante para facilitar la penetración, ya que el ano no lubrica como los órganos sexuales femeninos. Puede darse el caso de que se produzca algún tipo de fisura alrededor del ano durante la penetración si no está lo suficientemente dilatado o lubricado, pero no tiene por qué ocasionar ningún tipo de disfunción importante.

El sexo anal tampoco ocasiona retención de las heces, ya que no tiene por qué haber contacto con ellas. El placer que se experimenta a través del sexo anal es debido a que los músculos que rodean la entrada del ano son los que intervienen en el orgasmo.